Ra

El antiguo Egipto pasa por una era de gran crecimiento cultural. Gigantescos monumentos dedicados a hombres y dioses dominan el paisaje del desierto. Los Faraones surgen y caen a lo largo de los años, pero una constante permanece: la gloria del dios sol, Ra.

Compartir: