Runewars (Edición Revisada)

Hace ya casi mil años, el gran mago Timmorran puso todo su poder en una potente reliquia conocida como Orbe Celestial. Para impedir que el Orbe cayese en manos de las fuerzas del mal, el Mago hizo pedazos su creación y dispersó sus fragmentos por todo el mundo de Mennara. Los Dragones de Terrinoth supieron de la existencia de aquellos fragmentos en su exuberante región, y cuando los encontraron, grabaron en ellos sus propias Runas de gran poder.

Compartir: