Carpe Diem

Roma, año 1 a.C. Como influyentes Patricios, os disponéis a mejorar los distritos de vuestra ciudad. Cultiva fértiles jardines de hierbas y vegetales, construye estanques llenos de peces, edifica lujosas fincas y otras viviendas para tus sirvientes. Debes aprovechar el día y los recursos de la ciudad para reconstruirla. Mientras, no debes olvidar nunca la filosofía del "Carpe Diem": aprovecha el presente vendimiando y pescando, para luego vender todas estas mercancías en el Mercado. Construye viviendas dignas para tus siervos y estos te lo agradecerán siendo más diligentes y productivos. ¡Y no te olvides de tu propia villa! Te hará ganar un enorme prestigio.
Compartir: