Formula D

Brillantes rayos de sol se reflejan sobre las aguas del Mediterráneo recortando la figura de llamativos casinos y suntuosos yates o lanchas rápidas. Formula D te transporta al puerto deportivo de Mónaco. Un rugido repentino ensordece las calles, los gritos de miles de espectadores ahogados por el bramido de los motores de alto octanaje. Siéntete dentro de un auténtico Fórmula 1 y compite a más de 200 kilómetros por hora.
Compartir: