Fresco

El fresco de la catedral está en mal estado y es urgente su restauración. El obispo espera una visita muy importante y quiere mostrar todo el esplendor de su iglesia. Por ello, contrata a los mejores pintores del país para restaurar el estropeado fresco del techo de la catedral y devolverle su esplendor. Los jugadores se meten el papel de pintores de frescos en este colorido juego familiar para demostrar sus habilidades, pero sólo ganará el que planifique mejor sus jornadas.
Compartir: