Tzolk'In

Los mayas hicieron gala de una civilización muy desarrollada, conocida por sus incomparables manifestaciones artísticas, compleja arquitectura, sofisticadas matemáticas y un profundo conocimiento del universo observable. En el centro de su sociedad se encontraba el misterioso Tzolk’in: Un calendario de 260 días que se apoyaba en el movimiento de los planetas para predecir el momento adecuado en el que realizar la siembra, organizar ceremonias y construir monumentos.
Compartir: